Empresa asegura que comidas de la Junaeb respetan todos los estándares nutricionales

Pese a las críticas que han tenido los alimentos entregados por la Junaeb, una de las empresas que entrega los menú se defiende, asegurando que las comidas están pensadas en los escolares cumpliendo las normas nutricionales que necesitan.

“La malnutrición en los estudiantes es un problema que debe ser abordado en forma integral. Toda la comunidad debe actuar en forma coordinada, la familia, las instituciones públicas, los colegios y la industria de alimentos”, opina Milenka Montt, directora de Asuntos Corporativos de Merkén SpA, respecto a los altos índices de obsesidad y sobrepeso que hay en Chile.

Al respecto, cuenta que la empresa está enfocada en entregar alimentación nutricionalmente equilibrada según las exigencias de Junaeb, pero además que sea rica. Explica que para ello trabajan con chefs y nutricionistas en la obtención de menús saludables, variados y atractivos, según la realidad regional, además de incorporar Salad Bar en algunos colegios para promover el consumo de verduras e innovando con productos del mar como choritos, apanados de merluza, cochayuyo, entre otros.

“Desde que comenzamos a participar de los programas de Junaeb hemos impulsado importantes cambios en el sistema de alimentación, que se reflejan, entre otras cosas, en la entrega de un servicio de mejor calidad”, explica. “Fuimos los primeros en incorporar chefs profesionales en la preparación de nuestras recetas, de esta forma nos aseguramos de entregar una alimentación sana y saludable, que es mejor recibida por los niños y niñas”, agrega.

Milenka asegura que en Merkén entregan comida rica, sana y saludable, que cubre alrededor un tercio de las necesidades nutricionales diarias de los escolares de enseñanza básica y entre un 45-50% en el caso de los pre-escolares. Por ejemplo, explica que un desayuno del Programa Regular de Educación Básica, de aproximadamente 250 Kcal, está compuesto por una porción líquida de leche o yogurt, además de una porción sólida. Esta puede ser pan blanco o integral con agregados dulces como mermelada o manjar, y agregados salados como margarina, queso laminado, palta, huevo revuelto, tomate, y para acompañar el yogurt se incluye cereal laminado.

Agrega que los almuerzos, de aproximadamente 450 Kcal, incorporan ensalada 14 veces al mes, plato de fondo, postre y agua diariamente. Entregamos recetas tradicionales de carnes al jugo, arvejadas, en salsa (vacuno, ave, cerdo, atún) y croquetas de pescado acompañadas de puré de papas, puré mixto, arroz graneado, arroz chaufa, pastas y guisos de verduras. Asimismo están presente las leguminosas y verduras a través de guisos de lentejas, arvejas guisadas con sofrito de carne, estofados de carne, charquicán y postres que van variando entre fruta natural trozada o tutti frutti, fruta en conserva, postres de leche, compotas y jaleas con fruta.

Asegura que las preparaciones que más gustan son los apanados de merluza, la ensalada de garbanzos con churrasco, salsa de atún con fideos, chapsui de verduras con arroz perla, postre arroz con leche.